Somos…

Colegio Técnico Profesional, con una interacción permanente con el mundo empresarial a Nuestra través de una formación Dual, que se caracteriza por fomentar en sus alumnos la proactividad, la autonomía, el emprendimiento y la responsabilidad. Donde el respeto a las normas tanto sociales como éticas, son fundamentales para el desarrollo profesional pleno.

Valoramos la multiculturalidad como parte de nuestra riqueza, promoviendo en nuestros alumnos su condición de futuros ciudadanos del mundo.

Contamos con un cuerpo académico de calidad, comprometido con el aprendizaje del alumno y especialmente con el desarrollo de la educación técnica, base de una sociedad en constante desarrollo, que permite a los jóvenes tener las herramientas necesarias a corto plazo, para enfrentar su vida con éxito.

Propendemos a unas una formación de calidad basada en el Aprender Haciendo, donde la tecnología y la Informática construyen una herramienta transversal, para formar competencias que conlleven a asumir la educación como un proceso permanente en el desarrollo humano.

 
 

Nuestra Historia

El 24 de Noviembre de 1918, con la asistencia del Presidente de la República Don Juan Luis Sanfuentes, el Señor Ministro de Instrucción Pública Don Alcibíades Roldán, el Arzobispo de Santiago Don Crescente Errázuriz, del Director General de Obras Públicas Don Guillermo Illanes, del Subsecretario del Ministro de Instrucciones Pública Don Ramón Fernández y del Inspector General de Instrucción Primaria Don Darío E. Salas, se inauguró solemnemente la ESCUELA FEDERICO ERRÁZURIZ, cuyo edificio fue construido durante los años 1917 y 1918 según los planos del Arquitecto Don Gustavo Monckeberg y costeado con los fondos destinados a la Edificación Escolar por Ley Nº 30 69 del 21 de Marzo 1916. Al iniciar sus funciones, la Escuela Federico Errázuriz persiguió un noble ideal: Dignificar la Escuela Primaria como una institución formadora en el área Técnico Profesional.

A los pocos años después de su inauguración, en 1928, esta casa de estudios asume la responsabilidad de ser portadora del Pabellón Nacional Argentino, lo que con el tiempo iría alterando su denominación, ya que a la comunidad le era más fácil nombrar a la Escuela como Argentina en vez de Federico Errázuriz.
En 1982, producto de la Reforma Educacional, el Colegio pasa a la administración de la Ilustre Municipal de Ñuñoa, que por intermedio de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Ñuñoa, emprende la tarea de engrandecer la gestión del Establecimiento Educacional.
El decenio de los 80’ junto a la reforma del sistema educativo fue un periódo muy difícil, el Establecimiento debilita su accionar, producto del envejecimiento de la población que le circunda y del cambio de uso de las grandes viviendas de principios de siglos del sector que se van transformando en bodega y/o acogen PIMES y talleres de las más diversas actividades. Esta situación, de gran complejidad social, lleva al colegio a emprender una de sus más importantes transformaciones, incursionando en la Educación Técnico – Profesional, para cuyo ejercicio el Ministerio de Educación por Resolución N° 2214 de fecha 22-08-1989 le otorga la autorización pertinente. En estas circunstancias, el colegio ofrece sus servicios en dos niveles: Educación Básica y Educación Media Técnico Profesional.
Al inicio de la década de los 90’ la Educación General Básica disminuye cada día más, mientras la educación media técnico profesional se va consolidando, pasando además por nuevas reformas como las “Jornada Escolar Completa Diurna” JECD y la incorporación del Sistema DUAL que definitivamente consolidan al Colegio República Argentina como una institución formadora en el área Técnico Profesional.
 
 
 
 
 
 
 
 
 ]]>